29 de enero de 2010

MARCA-CIUDAD Y BUENOS AIRES

Cristina Aced comentó en su blog un estudio sobre la marca Barcelona en la Web, y la comparó con otras ciudades como New York, Londres y París. Se me ocurrió entonces sondear un poco qué está ocurriendo con la marca Buenos Aires, aunque no es mi ánimo hacer una investigación hecha y derecha sino tan solo dar algunas observaciones a modo de introducción a la cuestión. Es necesario aclarar que la provincia donde se encuentra la capital argentina también se llama Buenos Aires y tiene una importancia muy grande en todo lo relacionado con la Argentina, lo cual puede dar resultados de ambos distritos. De hecho, recientemente fue lanzada la marca "Buenos Aires, la provincia".

"Google ofrece 184 millones de resultados con la palabra "Barcelona". Nueva York es la que más tiene, con 694 millones. Madrid tiene 245 millones de resultados", escribía Cristina en Blog-o-Corp. Pues bien, Buenos Aires arroja 95 millones. En tren de comparar con otras ciudades de Iberoamérica, la dificultad está en que México tiene el mismo nombre del país, y Santiago es un nombre de pila que coincide también con otra ciudad muy turística. Nos queda Río de Janeiro, que en Google arroja 86 millones de resultados, aunque tengamos en cuenta que ésta puede estar titulada solo con el nombre Río, por lo cual puede haber apariciones que no cuentan. Es destacable que Lima obtiene 105 millones de resultados

Los temas que aparecen más asociados a los resultados de Buenos Aires son el turismo y los organismos políticos y sociales de la ciudad, entre los cuales noto una presencia considerable de las instituciones ligadas a la cultura, como las universidades, los teatros y otros entes educativos.

En Flickr, Buenos Aires obtiene 950.000 imágenes, contra 570.000 de Río de Janeiro, 9,5 millones de Londres, 6,9 millones de París, 8,3 millones de New York y 3 millones de Barcelona, entre otras. Las imágenes que más se repiten son del Obelisco, Puerto Madero, Caminito y el tango.

La ciudad de Buenos Aires llamó a un concurso para el diseño de su marca-ciudad, que será aplicada exclusivamente en la promoción del turismo de la Ciudad y sus principales productos. La ciudad había tenido un manual de identidad visual durante la gestión anterior, realizado por un estudio muy conocido, pero fue desestimado por el gobierno actual.

Las marcas-ciudad, como las marcas-país, deben trascender las gestiones políticas y convertirse en una presencia institucional, sin interferencias partidarias. Su razón de ser está en que representa a una ciudad o país institucionalmente, sin distinción de opiniones políticas y por ende más allá de rivalidades de ocasión. En su momento, la ciudad de Rosario armó su identidad visual.

Buscando un poco más sobre el tema, dejo aquí algunos enlaces útiles para el público no especializado:

- ¿Por qué crear una marca-ciudad?, por Doris Capurro.
- Cómo posicionar una marca-ciudad, por Gonzalo Brujó.
- Toni Puig, el gurú de las ciudades, en nota de La Nación.

Para el final, dejo una frase de, justamente, Toni Puig sobre los porteños, habitantes de Buenos Aires: "El problema que tienen es que son demasiado inteligentes. Cuando piensan una cosa ya creen que está hecha, resuelta". Podríamos conectar estas palabras con aquellas otras de José Ortega y Gasset: "Argentinos, ¡a las cosas!".

21 de enero de 2010

NUEVAS HERRAMIENTAS Y CAMBIO CULTURAL

La empresa Melcrum realizó una encuesta anual sobre el uso de las nuevas herramientas en la comunicación interna, y a través del blog de Lee Smith, un consultor de Londres, leo los resultados preliminares, que no sorprenden pero confirman la tendencia ya observada en otros casos y estudios.

Los comunicadores internos, como era de esperar, se están volcando decididamente a las herramientas de la Web 2.0, tales como blogs de ejecutivos y empleados, videos online y foros de formato Twitter, para difundir mensajes estratégicos, estimular la colaboración y compartir el conocimiento dentro de la organización.

El 53 por ciento de los comunicadores que respondieron a la encuesta planean aumentar la inversión en su intranet durante 2010 (en un escenario financiero aún incierto, cabe destacar). Las herramientas más buscadas son los videos online y los podcasts.

En cuanto a los beneficios que reporta el uso de los nuevos medios, las respuestas son: mayor nivel de compromiso de los empleados (21%), mejor comunicación con los empleados situados en ubicaciones lejanas (16%), administración y colaboración del conocimiento (25%), mejora en la respuesta de los empleados (20%) y mayor visibilidad y accesibilidad de los líderes de la organización (14%).

Cuando busquemos argumentos para "evangelizar" en nuestra organización sobre los beneficios de animarse a explorar nuevas herramientas, vendrá bien recordar las respuestas en otros lugares del mundo.

En el fondo, hay un cambio cultural obligado en el hecho de pasar de compartimentalizar el conocimiento a compartirlo. Unas pocas letras de diferencia, pero un abismo de distancia en muchas organizaciones en las que los empleados desconfían de "esos" que preguntan todo y quieren aprender lo que hace el otro. De la misma manera, la cercanía de los líderes es un tema extraño en muchas compañías en las que el miedo al crecimiento de los subordinados está vigente.

Las herramientas facilitan el trabajo, pero la voluntad pasa, como siempre, por el incierto y emocional factor humano.

18 de enero de 2010

RULICKI Y LA COMUNICACIÓN NO VERBAL

El libro que terminé de leer en mis vacaciones recientes fue escrito por un personaje que el amigo lector podrá ver en algún programa televisivo argentino: Sergio Rulicki, un carismático antropólogo que ha dedicado sus años pasados a especializarse en este rubro tan interesante de la comunicación. Tuve la fortuna de compartir un aula con él y recuerdo sus extensas e instructivas intervenciones en clase, en las cuales nos explicaba, por ejemplo, el componente cultural que tenía la característica sonrisa fanfarrona de muchos argentinos y sus significados implícitos.

En una cultura que presta mucha atención a las palabras y no repara tanto en los significados ocultos tras los gestos, los tonos y las posturas, Rulicki desafía la natural pregunta: ¿Para qué sirve esto? y explica al lector "cómo la inteligencia emocional se expresa a través de los gestos", y de qué manera podemos usar este conocimiento para nuestro provecho.

Tal vez el lector conozca la serie "Lie to me", que gira alrededor de esta disciplina. La serie de Canal Fox tiene un blog en español donde Rulicki comenta las enseñanzas que arroja su desarrollo.

El libro al que hoy me refiero viene con una galería de imágenes en las que podemos aprender qué yace inconsciente detrás de los gestos involuntarios que hacen nuestros pares, jefes o colaboradores. Mirar al otro mientras nos habla y prestar atención a su lenguaje no verbal es otra forma de escucha que puede revelarnos mensajes involuntarios... y muy útiles. La segunda parte del libro sucede a una primera más teórica, y enseña herramientas precisas para aprovechar la comunicación no verbal propia y ajena.

En este espacio, dicho sea de paso, he reservado una categoría especial para la comunicación no verbal, porque a mi modo de ver constituye una disciplina a la que hay que prestar atención en la comunicación interpersonal, en la oratoria y en la negociación, entre otras actividades. Sergio Rulicki, cuyo histrionismo podemos ver en la imagen, es un referente en la materia, y la lectura de este libro es una introducción muy útil a la comunicación no verbal, que además de útil es un arte muy entretenido.